Streaming Wars, de Elena Neira

El Vigia 9 septiembre, 2020
2 people like this post

Conocía a Elena Neira de las redes; le seguía en alguna. Y sabía que era una de las mayores expertas en Netflix.

El pasado noviembre la conocí personalmente. La Universidad Carlos III organizó unas jornadas sobre Netflix y su mundo. Ahí coincidimos. Además de compartir taxis (creo que tres) de ida y vuelta a Madrid, desde la sede de la Carlos III en Getafe, también tuve la mala suerte de hablar inmediatamente después que ella.

Vi que estaba equivocado: Elena no es una de las mayores expertas en Netflix; es la persona que más sabe sobre esa compañía, su oferta en los diferentes países, las temporadas de cada una de sus series, sus métodos de gestión, sus algoritmos o cualquier otra cosa que nos podamos imaginar. Dudo que los directivos de la empresa conozcan mejor que ella cualquier detalle de la compañía de Los Gatos.

Y, ¡claro! Si te toca hablar después de Elena, aunque tengas una charla bien preparada,  desde el punto de vista de un investigador que no tiene datos que contrastar, entiendes muy bien en qué consiste eso que llaman el síndrome del impostor. Creo que lo mismo les ocurrió a los otros dos componentes de la mesa en la que participábamos. Hablar sobre Netflix después de que lo haya hecho Elena Neira es una condena que no le recomiendo a nadie.

Portada del libro Streaming Wars. (FOTO: E.Madinaveitia)

Durante el confinamiento vi que había publicado un libro: Streaming Wars. Fue otro de los que compré para leer este verano.

La Streaming Wars (así, con el artículo en singular, para recordar a la Star Wars. Me lo aclaró ella misma cuando se lo pregunté por Twitter) es la ofensiva de varias compañías del sector del entretenimiento armadas hasta los dientes, con nuevas plataformas, una selección abundante de contenidos, precios de derribo y todos los recursos necesarios para convencernos de que las necesitamos en nuestras pantallas. Así lo define en la contraportada.

En pocos años hemos pasado de una época en la que, para estar al día de lo que se veía en el mundo los espectadores pirateaban los contenidos, y las grandes majors huían de Internet para no acortar sus ventanas de exhibición, a una guerra por captar espectadores a cualquier precio. Ahora el negocio se basa en fidelizar a millones de espectadores en todo el mundo.

Para ello, compañías como Netflix, recopilan todos los datos posibles sobre la manera en la que cada uno de sus abonados en cualquier lugar del mundo elige los contenidos que verá y cómo los ve. A partir de ahí elabora sus recomendaciones, que son su mayor fortaleza.

Hemos pasado de un público que esperaba una semana para ver un nuevo capítulo de su serie favorita a otro que devora una temporada entera de un tirón (binge watching), lo que ha llevado a algunas compañías a estrenar toda una temporada de forma simultánea.

El libro, de apenas 200 páginas, es un repaso muy completo sobre todo lo ocurrido en los últimos tres años, desde que en agosto de 2017 Disney anunció el lanzamiento de dos plataformas de streaming y dio inicio a la guerra por la conquista de un territorio que hasta entonces había dominado, casi sin competencia, Netflix. En la última parte del libro, la autora incluye una cronología de ese acelerado periodo.

Pero el libro es mucho más que eso. Es también el análisis de los cambios que se han producido en la manera de ver la televisión; de los problemas que esos cambios están provocando en las compañías de televisión convencional, de cómo está cambiando el modelo de comercialización de los contenidos y cómo tiene que cambiar aún mucho más,…

Además, Elena se pone en la piel del espectador abrumado por el exceso de oferta, que sabe que no lo puede tener (y pagar) todo y nos da consejos sobre qué plataforma elegir en función de nuestras necesidades y expectativas, ahora que Netflix ya no está sola y que algunos contenidos que nos pueden interesar ya no van a estar en Netflix sino en alguna de sus competidoras.

Un pequeño gran libro sobre un tema fascinante y de plena actualidad.

  • 1
  • 240
El Vigia

Empecé en el Gabinete de Investigación de Audiencia de RTVE donde fui uno de los primeros profesionales españoles en investigar audiencias, empleo del tiempo o metodologías de investigación.
A partir de 1991 trabajo en Zenith (que entonces se llamaba Central Media). Zenith es una agencia de medios líder en investigación y eso tiene mucho que ver con mi trabajo y con los excelentes equipos que siempre me han acompañado.

Leave your comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comments (1 people commented this post)

  • avatar image

    alfonso.oriol@movierecord.com

    10 septiembre, 2020 Reply
    Gracias Eduardo. Tendremos que leerlo entonces para enterarnos bien del asunto.