Salvemos el Mar Menor


Esta tarde se celebra en Murcia una manifestación en defensa del Mar Menor.

El Mar Menor es un espacio único. Dicen que es la laguna salada costera más grande de Europa. Seguramente es verdad, pero eso es lo de menos.

Lo conocí hace ya casi cincuenta años. Con el tiempo le he cogido mucho cariño y cada vez paseo más por sus orillas. Hace más de treinta años que tengo una casa en Santiago de la Ribera, en la que, desde que me jubilé, paso cada vez más tiempo.

Amanecer en el Mar Menor a principios de octubre. (FOTO: E.Madinaveitia)

Recuerdo que no era raro ver caballitos de mar cuando te bañabas. Ese animal curioso es, en muchos sentidos, el símbolo de este espacio natural tan singular. Parece que aún queda alguno, pero son cada vez más raros.

Pero el Mar Menor está en peligro. Este verano se han vuelto a ver muchos peces y crustáceos muertos en sus orillas.

Se vive allí un fuerte conflicto de intereses: la agricultura intensiva, propiciada por el trasvase Tajo-Segura, es una importante fuente de ingresos para la zona, pero la explotación excesiva de los acuíferos y los vertidos de nitratos y otros productos, ponen en peligro la pesca y el turismo, otras dos fuentes de ingresos importantes. Los pescadoresya están sufriendo mucho; la hostelería vive el problema como un añadido a los provocados por la pandemia.

Y, como tantas otras veces ocurre en España, la solución depende de alguna de las administraciones: ¿la estatal, la autonómica, las municipales de la zona? Yo no lo sé: probablemente un poco de cada una.

Un amigo, con el que hablaba a final de verano me decía que podemos estar en el camino de la solución porque al menos ahora no se niega el problema y simplemente se le echa la culpa al otro. La autonomía cree que es el Estado quien debe buscar la solución; el Ministerio piensa que el problema es de la región.

Espero que se busquen soluciones y, sobre todo, que lleguen a tiempo. Las emergencias cada vez son mayores y el problema cada vez más grave.

¡Pónganse de acuerdo y salven al Mar Menor!


2 respuestas a “Salvemos el Mar Menor”

  1. Mi familia está también muy ligada al Mar Menor. Mis abuelos tuvieron una finca en Los Alcázares hace muchos, muchos años, y solíamos ir allí a veranear. Recuerdo que, como gran aventura, a veces cruzábamos a La Manga, donde sólo había un puesto de la Guardia Civil y luego kilómetros y kilómetros de desierto y vegetación salvaje que luego me enteré que es -o era- única. Años más tarde volví a veranear ya al comienzo de la invasión turística y, aunque después busqué otros sitios, sigo llevando aquello en mi corazón; no sólo los caballitos de mar, sino el paisaje con la cala del Pino, la Isla del Barón y las puestas de sol increíbles; y los langostinos, las huevas de mújol, etcétera, atcétera, etcétera. Sería un horror que todo eso desapareciera.

    • Muchas gracias por tu comentario, José Ramón. Ya es muy raro que entre alguno. Sí; el Mar Menor es un espacio singular y, aunque ya no sea lo que conociste de pequeño, sería una pena que se deteriore aún más y se acabe perdiendo. Yo creo que se está a tiempo de parar el desastre, pero si seguimos con el deporte nacional de buscar culpables en lugar de soluciones nestaremosen aquello de «entre todos la mataron…y ella sola se murió».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.