Readers Digest: Muere la revista de una generación


Hace muchos, muchos años, en España casi no había revistas.

Sí, existían varias del corazón, alguna práctica, alguna económica…y poco más.

Así que para muchos de los que ahora tenemos en torno a sesenta años la llegada a casa del Selecciones, al que había que estar suscrito, era todo un acontecimiento mensual que invitaba a leer.

Yo creo que, después de El Correo aprendí a leer en algún ejemplar de Selecciones y, desde luego, casi todo el francés que sé lo aprendí en la versión francesa de la revista. Mis padres no querían que holgazaneara en verano y la profesora a la que me enviaban también era suscriptora de Selections.

Que la revista tenía un sesgo ideológico estaba claro. Que su bandera era el anticomunismo y constituía una punta de lanza del modo de vida americano, también.

Supongo que fue uno de los peajes (las bases eran otro peor) que Franco pagó a Eisenhower para salir del aislamiento internacional a principios de los cincuenta.

Pero, con lo que teníamos aquí, el modo de vida americano, que también veíamos en el cine, era, sobre todo, una aspiración.

Hace muchos años, seguramente más de cuarenta, que no leo un Selecciones.

Luego, cuando fui sabiendo algo más de estas cosas del marketing y la publicidad, también me enteré de que eran una empresa muy avanzada en lo que ahora llamaríamos CRM, que gestionaban su base de datos de clientes con un gran sentido comercial.

Selecciones fue también la puerta de entrada de muchos productos en los hogares.

Coincidí en algunas de mis primeras comisiones técnicas del EGM con Karmele Setién y con José Aurelio Herreros de Tejada que defendían los intereses de esa empresa. Hace mucho tiempo que los perdí de vista.

Ahora leo que Readers Digest, la empresa matriz está en quiebra o próxima a ella.

Aunque hace muchos años que no tenía ninguna relación con esa revista, me da pena su más que probable desaparición.

Aquí en España, y supongo que también en otros países, jugó un papel importante.


0 respuestas a “Readers Digest: Muere la revista de una generación”

  1. Es una pena de una revista que nos enseñó muchas cosas a los españoles de entonces, se haya venido abajo, está claro que hubiera necesitado haber hecho una revolución total en su modelo y formas, pero que duda cabe que ocupó un lugar importante en el conocimiento de los españolitos de entonces.

  2. Es una pena, pero se veía venir con todo eso del internet, cada vez que puedo voy a esos lugares de libros y revistas antigùos y de segunda, consiguiéndolos solamente a un sol, siendo relamente un placer leerlos.

  3. Anda que no he leido cientos de revistas Readers Digest en mis años mozos, pero ya se ve venir que a la literatura en papel le quedan pocos años de vida, como a los libros que solo se editan los del cole y cuatro novelas promocionadas . En fin, la muerte es ley de vida y todo tiene su fin.

    Clica sobre mi nombre y ya me contarás, puede que cambie tu vida.

  4. yO TENGO 66 Y ESTUVE SUSCRITO MUCHOS AÑOS A SELECCIONES DE LAS QUE DE FORMA TESTIMONIAL GUARDO 6 REVISTAS, PERO TAMBIEN TUVE UN CURSO DE INGLÉS DE CASETTES QUE PAGUÉ A PLAZOS Y QUE MURIÓ POR LA MALA CALIDAD DEL REPRODUCTOR ESPECIAL DE LA EXTINTA MARCA ESPAÑOLA «FARO» Y VARIOS LIBROS ESTUPENDOS DE NATURALEZA, Y UN DICCIONARIO DE 8 TOMOS, LO CUAL AUN ESTÁ EN LAS ESTANTERÍAS DE MI MODESTA BIBLIOTECA.

  5. Una revista de una credibilidad extraordinaria, su tufillo capitalista usa , se demostro ser util cuando calló la mentira de la URSS. Que extraordirania forma de redactar. Tengo muchas viejas y son un tesoro para mi, vuelvo a releer sus articulos disfrutandolos como la primera vez, y háblo de articulos desde 40 años atras. Internet, la TV abierta y de pago y el consumismo se ha cargado la lectura. Su perdida es un drama para mi.

  6. Hace muchos añois que soy suscribtor de la revista,me gusta el formato de chistes, anecdotas,aventuras, hasta el tamaño, si estuviera en internet la seguiria leiendo, es una gran pena que una revista con tanta solera desaparezca,supongo que sera cosa del progreso, esta claro que ho te modernizas o careces

  7. Una revista que tenía cosas interesantes, pero que al mismo tiempo era abanderada del conservadurismo más rancio de USA. Recuerdo la versión sesgada de sus artículos, despotricando contra cualquier régimen que sonaba a izquierdismo. Lo más impactante fué, descubrir que una misma tirada publicada en un país, contenía artículos en los que se metía con el gobierno español, por poner un ejemplo, mientras en la tirada española no se hacía mención ni por asomo al tema, atacando más bien al régimen de Nicaragua, etc., etc.

  8. Yo es que me leía hasta las rayas de las manos,pero bueno,tenía su punto…

    Hasta que vi un número en cuya portada,en letras grandes azules decía : Alarmantes efectos de la marihuana sobre la salud y el sexo. Obviamente, yo actué influido por los comics de Gilbert Shelton…y lo arrojé lejos de mi con desprecio…

  9. En hora Buena¡¡¡¡

    Esa revista era el veneno adoctrinador del status quo americano, el factor alienante con lecturas frívolas seudocientificas o seudoliterarias:

    No pierda tiempo leyendo El Quijote de la Mancha, en Reader puede enterarse de la trama leyendo 4 páginas. No hace falta que se dedique a estudiar ciencias por años, con Reader Ud. se traga el concentrado del saber y aparenta ser un erudito ante sus vecinos…

  10. Para mi, una buena revista que supo muchas veces adelantarnos cosas que ignorabamos, tambien nos educo con su diccionario, con las frases y los pesnamiento sde algunos. Agradezco haberlas tenido en mis manos para aumentar mi saber. Conoci y supe a traves de sus publicaciones. Una pena su desaparicion, estoy agradecido. Gracias.

  11. Tengo 38 años y de pequeña, en la casa de veraneo familiar, leía selecciones y yo llevo suscrita a ella diez años, si llegara a desaparecer perdería algo importante en mi vida.

  12. Lastima, lo leía de pequeño y aún conservo varios cientos de ellos, desde los años 50, y lo que más estimo es el resumen de un libro que hacían en cada revista, conservo aún las novelas encuadernadas que vendían y una colección de música del mundo en casetes.

    Lastima.

  13. En mi casa, allá en mi tierra natal, siempre teníamos la Selecciones, incluso teníamos algún ejemplar de la época de la segunda guerra mundial, y precisamente recuerdo un anuncio de unos peines que se llamaban ACE que eran de caucho y tenía un anuncio donde decían que sentían mucho que en ese momento no hubiera existencias pues todo el caucho se estaba dedicando al esfuerzo bélico. En ese tiempo se hablaba del terror nazi, más tarde durante la guerra fría, se hablaba del terror del comunismo soviético, cosa que llegué a vivir en directo, nací en Cuba.y viví la sovietización de mi patria.

    Volviendo a la revista, traía temas muy interesantes: biografías de grandes artistas de cualquier género, cantantes de ópera, pintores, etc. En mi caso particular, comencé a amar el impresionismo por los artículos que leía ahí, lo mismo que la selección de libros, es cierto que venían de una forma reducida, pero normalmente eso te animaba a buscar el original, al menos a mi me sirvió de incentivo para seguir leyendo el resto de mi vida.

    Creo que es una revista, que puede que como todo, tuviera sus cosas negativas, pero también muchas cosas buenas. Y lo que si encontré muy curioso fue que cuando yo llegué a España en 1970, en casa de mis tíos se recibía la revista, y ahí encontré artículos que yo ya había leído en la edición cubana varios años antes, cierto es que eran temas de cultura general y no de actualidad. Es una pena que la revista vaya a desaparecer, mientras que los programas y revistas del corazón cutre siguen tomando más auge día a día.

  14. ¡Que pena!, tengo 55 años y he crecido con Readers Digest, mi padre los compraba y cada X libritos (no me acuerdo cuantos) daban o tenias opcion a comprarr un libro con varias novelas resumidas. En casa todavia los conservamos todos, aun hoy cuando voy al medico o a cualquier sitio que tenga sala de espera, meto uno de esos libritos en mi bolso y los releo, (la gente mayor me mira y sonrie, supongo que por que les resulta familiar). De pequeña los devoraba, estaba siempre pendiente de que llegara a casa el libro, ..

  15. NO ME LO PUEDO CREER!

    madre mia cuantos recuerdos tengo, yo desde que me acuerdo la lei siempre, creo que fue la primera cosa que e leido en mi vida, ya que mi hermano la recivia ( no se porque gratis, o era gratis?) a los 10 años emigre a Alemania con mis padres y la primera libreria que encontre española la compre, hoy que lo que leo es casi todo en Aleman o ingles aveces me coge la nostalgia y paso a buscar alguna libreria que la tiene, en Español, ya que no se porque es en la unica lengua que le encontraba algo diferente, sera por nostalgia? que lastima…

  16. Era una revista con un interes especial, los chistes eran cuidados, buenos, tenia la edicion una intelingencia en toda la publicacion que solo se encuentra en las publicaciones anglosajonas y nada mas …

    Y es otro ejemplo como el salto a internet no es posible, no existe eso, sino el cierre y se acabo lo que se daba

  17. ¡dios mio ! ,la de ejemplares que teniamos en casa ,en la última mudanza (diciembre) han salido un monton de ellos ,que he tenido que tirar porque cada vez voy bajando de metros cuadrados de vivienda (los hijos volaron)..en fin ,es una pena

  18. a mí me encantaba, pero guardo algún número antiguo, de los 60 y otro de los 70, y comparándolo con un número cualquiera de ahora, el de ahora deja que desear en la comparación, están como menos elaborados.

  19. que pena,era una buena revista,libro,muy entretenida,tengo muchos libritos de esos ,ya que mi madre y padre eran leyentes impedernidos,y eran muy interesante,que pena.

  20. Es una pena que esto suceda, estoy suscripta a la revista hace unos años la cual me acompaña siempre en la cartera y en mis viajes y en mis vacaciones, esperemos que se recupere.

  21. Hola,

    Tengo la colección de digest reader’s del año 1954-1976, faltan algunos libros.

    A mi me encantaba leer-los de pequeña y ahora los leo en inglés para no perder el poco que se del idioma.

    Si alguien quiere la colección que me envie e-mail a rcalantic@yahoo.es

    Grácias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.