Polémicos 12 minutos


Cada hora de televisión no debería incluir más de 12 minutos de publicidad. Eso es lo que dice la Directiva Europea de Televisión Sin Fronteras.

Eso sería bueno para los espectadores, que no acabarían hartos de publicidad y huyendo cada vez que llega un bloque.

Sería bueno para los anunciantes. La eficacia de la publicidad en televisión se resentiría menos.

Pero la ambición de las televisiones privadas (que actuaron como lobby durante el proceso de transposición) hizo que cuando esa Directiva se transpuso a la legislación española se añadieran cinco minutos más de autopromociones de las propias cadenas, patrocinios y otras fórmulas que rápidamente se convirtieron en más publicidad comercial de productos.

Malo para el espectador, malo para el anunciante, malo para el Estado español que, al cabo de los años se ha visto acusado por las instituciones europeas de incumplir la Ley.

El actual Gobierno se está viendo obligado a defender en Bruselas una postura indefendible para no verse obligado a pagar una multa multimillonaria.

Visto así yo lo comprendo y apoyo a la Vicepresidenta en su extraña postura: no están los tiempos como para pagar ese tipo de multas.

Pero ahora hay que transcribir una nueva Directiva. Las cadenas privadas, que ahora ya tienen un órgano específico para el lobbying, la UTECA, vuelven a intentar que los 12 minutos españoles duren 17.

Por el bien de todos espero que no lo consigan.

Ahora los representantes de los anunciantes (la AEA) y de los usuarios de la comunicación (la AUC) están tratando de defender esta postura frente al Gobierno y la UTECA.

Por cierto, conozco bien a los dos negociadores: Juan Ramón Plana, Director General de la AEA es un buen amigo. Hace pocos días coincidimos comiendo en el mismo restaurante (en mesas diferentes). Alejandro Perales, el Presidente de la AUC, fue mi último jefe en RTVE hace ahora 18 años. A él le debo en parte el giro que dí entonces a mi vida profesional, que me hizo pasar a este otro lado del mercado.

Nunca se lo agradeceré bastante.


0 respuestas a “Polémicos 12 minutos”

  1. Me parece alarmante y absurdo que España esté a favor de más minutos de publicidad en contra de la vertiente que se está llevando en toda Europa.

    Deberían posicionarse a favor de la población por una televisión de calidad y no apoyar a esas máquinas de hacer dinero que son las televisiones públicas y privadas.

    – Si quieres escuchar mis composiciones puedes hacerlo pulsando en mi nombre. –

  2. Sí, ya, pero entonces… ¿por qué incumple deliberadamente RTVE también el límite de los 17 minutos de publicidad por hora de emisión?

    Quizá no es un tema de públicas y privadas, de lobbies y de mercado. Quizá es simplemente un tema de empresarios (públicos y privados) caraduras, y de políticos (históricos y actuales) sinvergüenzas. Quizá Spain sigue siendo different. Quizá, quizá, quizá…

  3. Discrepo de la unánime opinión, para mi lo mejor de la TV son los anuncios . En los anuncios publicitarios es donde se ve la genialidad de los realizadores y los guionistas que en unos pocos segundos nos han de convencer para que dejemos todo lo que estamos haciendo y salgamos disparados a comprar el producto publicitado . Yo si tuviera dinero suficiente ,esta semana ya habria comprado unos treinta coches, los habría segurado a todos en todas las compañias que salen y me estaría lavando con todos los geles tan buenos que publican, durante todo el día y toda la noche. lo peor es que no sé si seria malo mezclar tantos perfumes.

    Bueno lo que me cabrea es que cuando más embelesado estoy viendo anuncios van y los cortan a cada momento para emitir películas idiotas que nada aportan de bueno al consumidor que somos todos.

    Debería haber una emisora que tranmitiera durante las veinticuatro horas anuncios publicitarios para disfrute de los amantes del consumo inteligente.

    Clica sobre mi nombre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.