Mis lecturas de febrero de 2021

El Vigia 25 junio, 2021
3 people like this post

Hace ahora dos meses intenté resumir mis lecturas del primer trimestre del año. Era demasiado ambicioso y fue un intento fracasado. Luego decidí hacerlo mes a mes. De momento sólo he conseguido comentar mis lecturas de enero. Y según se van alejando en el tiempo, cada vez resulta más difícil.

En febrero, pese a ser el mes más corto, terminé nada menos que ocho libros, cinco de ellos de no ficción. Creo que ya he comentado en alguna ocasión que siempre tengo abierto un libro de ficción que alterno con uno o varios, de no ficción, de temáticas diferentes. En esta ocasión se juntaron algunos libros cortos y otros que venían acompañándome desde varios meses antes y terminé en el transcurso del mes.

Empiezo mis reseñas con los tres de ficción.

Como polvo en el viento, de Leonardo Padura. (FOTO de la portada:E.Madinaveitia)

Como polvo en el viento, de Leonardo Padura es, seguramente, el libro que más me ha gustado de los que he leído en estos últimos meses. Es un canto a la amistad; una amistad que permanece a lo largo de los años y las distancias y es, a la vez, una magnífica descripción del drama cubano. La vida ha ido separando a el Clan, un grupo de amigos que coincidieron en Cuba en los años setenta y ochenta y ahora, casi cuarenta años después, están dispersos por el mundo (Nueva York, Suiza, Miami, Barcelona, Madrid,…y también La Habana).

Es también un lamento por Cuba, un país, un régimen, que triunfó al dar educación y sanidad a su pueblo, pero fracasó estrepitosamente en darles trabajo y comida.

Todo con la canción de Kansas que da título al libro como música de fondo.

Rey Blanco, de Juan Gómez Jurado (FOTO de la portada: E.Madinaveitia)

Al comentar mis lecturas de enero ya hablé del componente adictivo de los libros de Juan Gómez Jurado: una vez que los empiezas es difícil dejarlos, aunque en muchos momentos la sensación que producen tenga un fuerte componente de desasosiego. En febrero fue el turno de Rey Blanco, la última entrega, de momento, de la saga de Antonia Scott y Jon Gutiérrez. Se trata de una nueva vuelta de tuerca en una trama cada vez más intrincada. Tras el periplo por la costa malagueña en la entrega anterior, ahora la trama vuelve a Madrid, pero sin perder su alto despliegue de violencia.

El club del crimen de los jueves, de Richard Osman. (FOTO de la portada E.Madinaveitia)

El club del crimen de los jueves es una muy entretenida novela del inglés Richard Osman. Transcurre en una residencia de lujo para jubilados. Un grupo de ellos se reúne para investigar crímenes antiguos como entretenimiento. Pero alguno de esos crímenes les toca más de cerca de lo que pensaban.

Un antiguo líder sindical, una enfermera, un psiquiatra y Elizabeth, que lidera el grupo aunque no desvela su antigua profesión, superan a la policía por su capacidad de análisis. Un libro de lectura muy agradable.

Manifiesto por la lectura, de Irene Vallejo. (FOTO de la portada: E.Madinaveitia)

Voy ahora con los libros de no ficción:

Tras el éxito de El infinito en un junco, la Federación de Gremios de Editores de España encargó a Irene Vallejo su Manifiesto por la lectura. Son dos libros muy relacionados, aunque de una dimensión muy diferente.

En Twitter lo resumí así: Un bocado delicioso. Si aún no has leído El infinito en un junco, este es el mejor aperitivo; si ya lo leíste, no vas a encontrar mejor postre. Dos obras maestras, de tamaño muy diferente.

Se trata de un resumen, en pequeño formato, de las ideas que ya reflejaba la autora en su obra magna, que tantos premios recibió el año pasado.

Ikigai, de Héctor García (Kirai) y Francesc Miralles (FOTO de la portada: E.Madinaveitia)

Ikigai, de Héctor García (Kirai) y Francesc Miralles. Los secretos de Japón para una vida larga y feliz. Ikigai se traduciría como “la felicidad de estar siempre ocupado”. Los autores viajaron a Ogimi, un pueblo de Japón con un alto porcentaje de centenarios. El secreto (o los secretos) para conseguir esa vida serían:

  1. Mantente siempre activo, nunca te retires.
  2. Tómatelo con calma.
  3. No comas hasta llenarte.
  4. Rodéate de buenos amigos.
  5. Ponte en forma.
  6. Sonríe.
  7. Reconecta con la naturaleza.
  8. Da las gracias.
  9. Vive el momento.
  10. Sigue tu ikigai (tu pasión).

Sencillo ¿no? No soy muy partidario de este tipo de recetas para ser feliz (o para cualquier otra cosa) pero me resultó curioso e interesante. Y alguna de esas recetas son fáciles de cumplir.

Emocionarte, de Carlos del Amor (FOTO de la portada: E.Madinaveitia).

Soy fan de las crónicas culturales que realizaba Carlos del Amor en los Telediarios de TVE, así que cuando ví que publicaba Emocionarte, que lleva como subtítulo La doble vida de los cuadros, sabía que tenía que leerlo.

Del Amor elige 35 cuadros, algunos muy conocidos y otros no tanto, para contarnos una historia que tiene relación, bien con el contenido del cuadro, bien con la vida del autor o, en algunos casos, con otro tema relacionado. Siempre con el encanto que le caracteriza, siempre seductor.

Un recorrido emocionante a través de 35 cuadros, su posible historia y las reacciones que suscitan. En el más puro estilo del autor; a veces parece estar escuchándole en los telediarios. ¡Un gran libro!

Paseos por el Madrid de los Borbones, de Luis Fernández. (FOTO de la portada: E.Madinaveitia)

También terminé en febrero un libro que he ido degustando a lo largo de muchos meses: Paseo por el Madrid de los Borbones,de Luis Fernández. El libro se estructura en 14 paseos por el Madrid de los siglos XVIII y XIX (los Borbones recientes no se tienen en cuenta). Este tipo de libros, que edita La Librería, que tiene su propio local en la calle Mayor, se pueden encontrar también en otras librerías. Me inspiran para dar #MispaseosporMadrid, una de mis principales ocupaciones de estos últimos años. En este caso no siempre es fácil separar la zona de aquella por la que transcurrían los paseos de un libro anterior, por el Madrid de los Austrias. Aún tengo pendientes muchos paseos y muchas fotos por hacer, entre las que me sugerían estos libros.

El libro de la escritura vital, de Manuel Pimentel. (FOTO de la portada: E.Madinaveitia)

Hace tiempo que entre los propósitos que nunca cumpliré está el de escribir un libro. He barajado varias posibilidades: uno profesional, sobre mi trayectoria y las investigaciones en las que he participado; una autobiografía, o libro de memorias, para la familia y quien le pueda interesar, un libro sobre mis paseos, comentando las mejores fotos, una novela basada en alguna historia cercana… y así hasta el infinito. Cada semana que pasa,la posibilidad de hacerlo realidad se diluye más y más.

Pero a raíz de esa idea, que ronda por mi cabeza y que conocen mis más allegados, ya he leído algunos libros sobre el mundo editorial y sobre la escritura. El libro de la escritura vital, del editor y ex-ministro Manuel Pimentel parecía que iba a ser un libro para enseñar a escribir sobre la propia vida; en realidad es lo contrario: propone cómo escribir la novela de tu vida. Plantear la propia vida como una novela, con su título, sus capítulos y su personaje. Porque “vives mientras alguien te recuerda”. Es un libro, y un planteamiento, muy interesante, aunque no sé si seré capaz de ponerlo en práctica.

Ocho lecturas muy diferentes. Hay mucho donde elegir.

 

 

  • 0
  • 229
El Vigia

Empecé en el Gabinete de Investigación de Audiencia de RTVE donde fui uno de los primeros profesionales españoles en investigar audiencias, empleo del tiempo o metodologías de investigación.
A partir de 1991 trabajo en Zenith (que entonces se llamaba Central Media). Zenith es una agencia de medios líder en investigación y eso tiene mucho que ver con mi trabajo y con los excelentes equipos que siempre me han acompañado.

Leave your comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.