Infoxicación y vacunas

El Vigia 11 abril, 2021
2 people like this post

Hace unas semanas, cuando se cumplía un año del comienzo del confinamiento, escribí un artículo (se puede leer aquí) en el que destacaba el milagro que ha supuesto el poder desarrollar en menos de un año numerosas vacunas contra una enfermedad que no se conocía y el milagro añadido de fabricar y distribuir por el mundo miles de millones de dosis y ser capaces de administrarlas a porcentajes muy elevados de la población.

Esto no habría sido posible hace tan solo unos pocos años.

Pero el progreso también nos ha traído efectos no deseados: el desarrollo de las vacunas y de sus posibles efectos secundarios se ha ido contando en tiempo real a toda la población. Se han creado millones de expertos en el tema, capaces de argumentar si una determinada variante de la vacuna es más o menos eficaz o si tiene más o menos riesgos.

Los medios y las redes sociales han sido el campo de disputa entre quienes saben del tema y los que creen saber. Casi siempre estos últimos son los ganadores en el debate para conquistar la opinión pública.

El Wizink Center, uno de los lugares en los que se está vacunando masivamente en Madrid (FOTO: E.Madinaveitia)

Lo que debería haber sido exclusivamente una reflexión entre científicos y expertos en el tema se ha convertido en el objeto de tertulias en las que personas conocidas por cualquier tipo de actividad, siempre ajenas a la medicina, la epidemiología o los efectos de los fármacos, o incluso el manejo de datos, opinan a cada momento sobre la eficacia, los riesgos o la necesidad de ponerse la vacuna de un laboratorio concreto o de otro.

En una de esas tertulias oí decir que no tenemos suficiente información. Yo creo que tenemos demasiada; y en muchos casos contradictoria. Eso, el exceso de información y que la manejen personas sin ninguna formación sobre el tema, es una parte importante del problema.

En un informativo se destacaba la muerte de dos personas a las que unos días antes se les había inoculado la vacuna de un laboratorio determinado.

Es curioso: la gente se sigue muriendo aunque le pongan la vacuna contra el coronavirus, o sigue teniendo trombos, o apendicitis. Sorprendentemente la vacuna no produce la inmortalidad ni protege de todas las enfermedades.

Sólo deberíamos hacer caso a un aspecto: si reduce el riesgo de contraer la enfermedad, que es para lo que está diseñada. Y eso parece que sí lo cumple: el Reino Unido ha reducido drásticamente la incidencia del Covid 19 tras la aplicación masiva de la vacuna.

Yo pertenezco al grupo de los viejitos que no somos suficientemente viejitos para que nos hayan llamado hasta ahora, pero en el momento que me llamen acudiré a vacunarme. Sin preguntar cual es el laboratorio que ha producido mi vacuna.

El Hospital Gregorio Marañón es otro de los centros de vacunación (FOTO: E.Madinaveitia)

Cuando tomo otras medicinas que me ha recetado el médico tampoco me preocupo del laboratorio que las ha fabricado. Supongo que son eficaces. Y doy por hecho que pueden tener efectos secundarios para algunas personas. Simplemente confío en no ser una de ellas.

Si una medicina ha sido diseñada, probada, comprobada y aprobada, confío en que la ciencia ha hecho su trabajo. Y que eso será bueno para una amplia mayoría y, por tanto, para el conjunto de la población.

Vivimos unos tiempos fabulosos; el progreso los ha hecho posibles. Pero también son tiempos muy complicados: el hecho de que todos, incluso los que no sabemos nada, podamos hacer llegar nuestra opinión a mucha gente, complica la percepción de la realidad.

Si además los políticos se dejan llevar por la última noticia para cambiar de estrategia o para pelearse entre ellos, habremos dado otro paso más hacia el abismo.

  • 0
  • 698
El Vigia

Empecé en el Gabinete de Investigación de Audiencia de RTVE donde fui uno de los primeros profesionales españoles en investigar audiencias, empleo del tiempo o metodologías de investigación.
A partir de 1991 trabajo en Zenith (que entonces se llamaba Central Media). Zenith es una agencia de medios líder en investigación y eso tiene mucho que ver con mi trabajo y con los excelentes equipos que siempre me han acompañado.

Leave your comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.