Cuando oigo hablar de sanear la empresa, me pongo enfermo

El Vigia 19 octubre, 2008
0 people like this post

Tomo prestado el título de una viñeta de El Roto en su libro Vocabulario figurado 2.

El libro me lo regaló Usúe, mi hija, por Reyes.

Un libro con menos de 200 viñetas puede leerse, revisarse, en un rato. Yo he preferido ir paladeándolo poco a poco a lo largo del año.

Así he encontrado ésta muy adecuada al contexto actual: propuesta de prejubilación en Telefónica a los 48 años (¡qué despilfarro de talento para un país!); cientos de despedidos en Frigo, de Unilever, un gran anunciante; más de mil en el caso de Nissan, otro gran anunciante, del grupo Renault en este caso.

Y así, una y otra y otra noticia, en la misma línea.

Vuelvo con El Roto: ¡Por su propia tranquilidad: permanezcan asustados!

Nunca he entendido, y así lo he dicho en público, que en el actual situación los presupuestos tuvieran que ser austeros. Pero parecía haber un acuerdo unánime sobre el tema. Keynes lleva muchos años muerto y bien enterrado.

Pero leo hoy en El País que Paul Krugman, el reciente Premio Nobel de Economía ofrece como la primera de las claves para superar el actual terremoto aumentar el gasto público. Creo que merecería la pena que alguno de nuestros políticos explorara esa solución.

El mito de la autorregulación de los mercados ya se ha demostrado falso. Los mercados se regulan siempre que el péndulo no se haya separado demasiado de la vertical y, sobre todo, siempre que los que rigen la economía no se salten las reglas para enriquecerse a costa de los accionistas de sus empresas a muy corto plazo.

Lo peor de todo es que quienes han hundido a la banca cobrando sueldos millonarios se han llevado además indemnizaciones millonarias por sus despidos.

Parece que esta sociedad, definitivamente se había vuelto loca.

¿Por dónde volverá cuando se recupere la normalidad?

Yo espero que nada vuelva a ser como antes.

Termino con otra viñeta de El Roto: Me dijeron que mi vecino tenía una pistola, así que me compré un fusil. Luego supe que era mentira, pero para entonces él ya tenía un cañón.

Category: Libros
  • 0
  • 584
El Vigia

Empecé en el Gabinete de Investigación de Audiencia de RTVE donde fui uno de los primeros profesionales españoles en investigar audiencias, empleo del tiempo o metodologías de investigación.
A partir de 1991 trabajo en Zenith (que entonces se llamaba Central Media). Zenith es una agencia de medios líder en investigación y eso tiene mucho que ver con mi trabajo y con los excelentes equipos que siempre me han acompañado.

Leave your comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

No Comments

  • avatar image

    Cool Boy

    30 noviembre, -0001 Reply

    Y no sólo eso... los recien rescatados de AIG para celebrarlo se fueron de vacaciones derrochando el dinero de los contribuyentes, que tanto en America ( o U.S.) como aquí somos todos menos ellos.

    El señor Soros (si, el del Quantum fund) acaba de escribir un libro donde explica su nueva visión del mercado y el cambio de paradigma implicito en el uso que se está haciendo del mercado de valores.

    Creo que todavía queda tralla, me refiero a que todavía quedan bajadas mucho mas grandes en bolsa que se tienen que reflejar en la economía real (separación que nunca se ve claramente y a la que equivocadamente se adhieren incautos recortando el gasto en papel higiénico de las empresas).

  • avatar image

    karmela

    20 octubre, 2008 Reply

    Pues cuando vuelva la normalidad (que volverá), no creo que cambie nada, porque los directivos seguirán teniendo sueldos millonarios y los curritos, sueldos mileuristas, si es que llegan en muchos casos....

    Si la vida me ha enseñado algo, es que con el paso del tiempo y con la experiencia, no aprendemos nada.

  • avatar image

    felipe

    20 octubre, 2008 Reply

    Solo un comentario: me da la sensación de que la indignación

  • avatar image

    felipe

    20 octubre, 2008 Reply

    Uff, envié antes de tiempo el comentario anterior ;-)

    Nada, tan solo señalar que me da miedo que nos quedemos en la cuestión de los salarios y las indemnizaciones de los directivos, que no deja de ser la anécdota de un problema mucho más grave. Me suena a la "cabeza" con que se alimenta a las "turbas", y hace centrar la atención en quienes "se han pasado" cuando es el planteamiento general el que es "una pasada"

    SAludos