Se acaba el estado de alarma. ¿Cómo lo abordan los medios y la publicidad? (I)


Ya terminó el estado de alarma que nos regaló el Covid 19 y que tantos cambios ha introducido en nuestras vidas. Algunos de esos cambios permanecerán en la nueva realidad que emprendemos ahora; otros desaparecerán para no volver.

Pero ¿qué ha ocurrido en el mundo de los medios y la publicidad en las tres últimas semanas de estado de alarma, cuando ya se empezaba a recuperar, por fases, la movilidad y la posibilidad de vernos en grupos más o menos grandes?

Al principio de la desescalada el estanque del Retiro estaba muy tranquilo. (FOTO: E.Madinaveitia)

Desde que empezó esta situación anómala, que casi coincidió con el comienzo de mi jubilación, he intentado resumir aquí, en El Vigía, los análisis que los institutos de investigación y las agencias iban publicando sobre los efectos de las nuevas circunstancias en los medios y la publicidad. Con este resumen de las últimas tres semanas del estado de alarma doy por terminado este seguimiento.

En los últimos días no sólo se ha hablado de las consecuencias de la crisis, también de algunas novedades que se han producido durante ella. Varias tienen relación con el audio. Twitter acaba de anunciar que pronto se podrán hacer tuits en formato de voz; algunos privilegiados ya los están experimentando. La noticia se puede ver aquí.

Durante estos meses tan diferentes Spotify ha dado grandes pasos para dominar el emergente mercado mundial de los podcast. Se puede ver aquí.

El Club de la Radio, a partir de datos de AIMC y de Infoadex nos hablaba de la renovada fuerza de la Radio, en un momento en el que su audiencia ha crecido, hasta superar los 20 millones de oyentes, mientras la saturación del medio disminuía al caer la inversión publicitaria.

Otra de las protagonistas de este periodo ha sido la red social Tik Tok, que ha ganado muchísimo terreno. Ha pasado de ser poco conocida a estar casi omnipresente. No sólo ha captado la atención de los niños, como podemos ver aquí, sino que está consiguiendo que los museos entren con fuerza en ella, como puede leerse aquí.

Mi ex-compañero (no voy a decir aquello tan manido de y sin embargo amigo) Miguel Esteban-Lista, analizaba en un artículo algunos de los cambios que quedarán tras la pandemia: el recobrado valor de lo local, la nueva militancia de los consumidores, que ahora se la pedirán también a las marcas, una nueva conciencia del valor y todo ello marcado por la inutilidad del análisis del ahora cuando hemos visto lo rápido que todo puede cambiar. Lo puedes leer aquí.

Aunque el ritmo de publicación de noticias y análisis decayó algo al final del estado de alarma, da para varios artículos, que iré publicando en los próximos días.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.