Publicidad efímera

El Vigia 12 septiembre, 2009
0 people like this post

Esta tarde, viendo por La 2 la subida a Sierra Nevada en la Vuelta a España me ha llamado la atención un espectador que ha salido corriendo detrás de Moncoutie, el ciclista que encabezaba,y finalmente ha ganado, la etapa.

En las etapas de montaña no es raro que algún espectador vaya durante un rato a la par de los ciclistas.

Lo curioso en este caso era que, cual sota de bastos, llevaba apoyado en el hombro un jamón.

Su camiseta y las de los dos espectadores que le flanqueaban lo aclaraban todo: La flor de Sierra Nevada.

Supongo que es una marca de jamones que ha tenido así sus veinte segundos de gloria televisiva y por un coste mucho menor que el de un spot.

Ayer en las noticias sobre la Diada, un hombre de cierto volumen se empeñaba en ocupar, de espaldas, parte de la pantalla al lado de la locutora. La razón: mostrar su camiseta amarilla con propaganda del referendum de Arenys de Munt.

Hace unos días me llegó por mail la historia de Joaquín Mir, un hombre mítico de las carreras ciclistas. Ha llevado las más clásicas camisetas: de Kas, Ferrys, Bic y tantos equipos ciclistas. Ahora, con casi ochenta años lleva la de Cajasur.

Su misión: chupar cámara cerca del ganador en los finales de etapa.

¿Hay alguna manera de medir la eficacia de estas acciones?

¿Alguien más que yo se fija en estas cosas?

Category: Ciclismo
  • 0
  • 479
El Vigia

Empecé en el Gabinete de Investigación de Audiencia de RTVE donde fui uno de los primeros profesionales españoles en investigar audiencias, empleo del tiempo o metodologías de investigación.
A partir de 1991 trabajo en Zenith (que entonces se llamaba Central Media). Zenith es una agencia de medios líder en investigación y eso tiene mucho que ver con mi trabajo y con los excelentes equipos que siempre me han acompañado.

Leave your comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

No Comments

  • avatar image

    Tren

    12 septiembre, 2009 Reply

    No era uno, eran dos, aunque el último no tenía jamón. A lo mejor se lo habóa comido. Y, la verdad, era un poco triste ver cómo corrían

    http://treneando.wordpress.com/

  • avatar image

    antonio el quesos

    28 septiembre, 2009 Reply

    no era a lo mejor,nos comimos un jamon entre cinco y luego ponte a correr a un quince de desnivel,somos unos fieras para chupar camara.