Pagar por los contenidos

El Vigia 19 febrero, 2018
0 people like this post

Si viviera Jaime Gil de Biedma probablemente diría: Que Internet iba en serio, uno lo empieza a comprender más tarde.

Hubo un tiempo en el que parecía que todos los contenidos tenían que estar en Internet y podíamos disfrutarlos sin coste alguno.

Navegar sin ningún coste (y sin pagar a los autores) podría estar cerca de su final. FOTO: E.Madinaveitia

Incluso hubo gente que pensó que era un rollo eso de que para acceder a esos contenidos hubiera que pagar con nuestra atención a la publicidad.

Pero, si nadie pagaba por los contenidos, ¿de qué vivirían quienes los producen? Más aún ¿seguiría habiendo personas, o empresas, dispuestas a producir contenidos sin conseguir ningún ingreso a cambio? ¿Cuántos creadores se sentirían satisfechos sólo con el hecho de que mucha gente accediera a los contenidos que habían creado o, como mucho, les dedicaran un me gusta?

El modelo todo gratis y sin publicidad no funcionó. No podía funcionar. Pero ¿quién iba a pagar por contenidos que podían conseguirse gratis? En unos países más que en otros (España era de los que más) la piratería campaba a sus anchas.

Pero tampoco funcionaban los llamados muros de pago.

Ahora algo está cambiando.

Hace unos meses, el informe de la CNMC destacaba que las televisiones, en su conjunto, ingresan ya más dinero por el pago de sus abonados que por publicidad.

¿Qué ha pasado para que en un país que no estaba dispuesto a pagar por los contenidos se produzca este vuelco?

La llegada de opciones como Netflix, HBO y similares y, sobre todo, el esfuerzo hecho por las grandes compañías de telecomunicaciones para colocarnos paquetes triple, cuádruple o quíntuple play (y subirnos las cuotas a los pocos meses) es la clave.

Spotify, en su versión Premium ya ha abierto el camino del pago en el mundo del audio.

Pablo Herreros en su blog Comunicación se llama el juego proponía crear un Netflix para la prensa: una cuota plana que permita el acceso a todos los diarios que la compartan. No sé si es la solución, pero podría ser una solución.

Pasito a pasito, el pago por contenidos va abriéndose camino. Los creadores seguro que lo agradecerán.

El problema, para nuestro sector, es cómo va a convivir la publicidad con esta nueva situación.

 

(*) Este artículo se ha publicado en el número de enero de 2018 de la revista IPMark en papel.

  • 1
  • 280
El Vigia

Empecé en el Gabinete de Investigación de Audiencia de RTVE donde fui uno de los primeros profesionales españoles en investigar audiencias, empleo del tiempo o metodologías de investigación.
A partir de 1991 trabajo en Zenith (que entonces se llamaba Central Media). Zenith es una agencia de medios líder en investigación y eso tiene mucho que ver con mi trabajo y con los excelentes equipos que siempre me han acompañado.

Leave your comment

Comments (1 people commented this post)

  • avatar image

    Raúl Domingo

    20 febrero, 2018 Reply
    Y en esto llegó un nuevo agente: los datos. Algunas de estas “Grandes” están haciendo un gran negocio a partir de su explotación, si bien todavía no ha entrado en el juego el usuario. Nuevo objeto de intercambio. Permitirán acceder a contenidos y servicios gratuitos para el usuario? pueden ser otra fuente de ingresos para los creadores.? Y si los contenidos de calidad sólo podrán ser de pago. Que pasará con quien no pueda pagar?