Mis lecturas de septiembre de 2021

El Vigia 15 noviembre, 2021
0 people like this post

En septiembre seguíamos en la casa de La Ribera. Aún hacía muy buen tiempo, pero nos íbamos quedando cada vez más solos.

Leí mucho. Y terminé algunos libros que había empezado meses atrás.

La niña perdida, de Elena Ferrante (Foto de la portada: E.Madinaveitia)

Comencé el mes con la cuarta y última entrega de la saga Dos amigas, de Elena Ferrante. Su título: La niña perdida ya desvela una parte importante del argumento. Lenú vuelve a Nápoles y su amistad con Lila se recupera. Tienen hijas casi a la vez, lo que aún refuerza más esa amistad entre las dos. Pero la hija de Lila desaparece un día de mercadillo y nunca vuelve a aparecer. Eso distancia para siempre a las dos amigas.

Se mantiene el ambiente del Nápoles profundo y la Italia actual, con todo el peso que representa la corrupción.

Me gustó mucho, al igual que toda la saga. Muy recomendable.

Mi querida Don Juan, de David Torrejón (FOTO de la portada: E.Madinaveitia)

Continué con Mi querida Don Juan, de David Torrejón,viejo amigo de la profesión, que tuvo el detalle de regalármela.

Es una novela muy divertida, con el mito de Don Juan de fondo, unas ciertas dosis de erotismo de buen gusto y en la que el mundo de la publicidad aparece sólo de refilón. En unos tiempos en los que el honor y la seducción no se entienden como antes, revivir el mito de Don Juan ha de ser completamente diferente. El papel de la mujer en la relación ha cambiado de forma radical; también han de serlo los desplantes del héroe.

Me gustó.

Portada de Independencia, de Javier Cercas. (FOTO: E.Madinaveitia)

Independencia, de Javier Cercas es un nuevo caso en el que el protagonista es Melchor Martín, que ya lo era de Terra Alta, la novela con la que el autor ganó el Planeta. Tras una trayectoria en la que una gran parte de sus libros se basaron en analizar y novelizar hechos reales, Cercas cambió radicalmente de registro y se pasó al género negro.

El tema es muy diferente al de la novela anterior: los chantajes y la corrupción en el mundo de la política y el dinero cobran un claro protagonismo, pero en los últimos tramos se acerca al ambiente de Terra Alta.

El resultado es un libro entretenido e interesante, que se lee muy bien. Me gustó.

Había oído hablar muy bien de Manuel Chaves Nogales, pero no había leído ninguna obra suya hasta que, hace ya algunos años, mi amigo Arturo (que dice que no lee, pero es muy taurino) me regaló la magnífica biografía Juan Belmonte, matador de toros, un libro excelente que puede gustar a cualquiera, aunque los toros no sean lo suyo. Luego fui leyendo alguna otra obra suya, que me confirmaba la gran calidad de su escritura.

Portada de A sangre y fuego. Héroes, bestias y mártires de España, de Manuel Chaves Nogales (FOTO: E.Madinaveitia)

Esta vez fue el turno de  A sangre y fuego. Héroes, bestias y mártires de España. Reúne  9 relatos independientes sobre la guerra civil española, que reflejan perfectamente la salvajada que tuvo que ser aquello; en los dos bandos. Es uno de los mejores libros que he leído sobre la guerra civil, su crueldad y su absurdo. Para no olvidar. Un libro impresionante; muy duro pero muy interesante.

Cada nuevo libro suyo que leo me reafirma en mi opinión de que es un gran escritor.

Lo recomiendo.

Casi todo lo que he leído de Stefan Zweig me ha gustado, tanto las novelas como los ensayos históricos. Esta vez tocaba una biografía, la de María Antonieta, otra de las recomendaciones del fecundo grupo de whatsapp que creó Rosa Margarit.

María Antonieta,de Stefan Zweig (FOTO de la portada: E.Madinaveitia)

María Antonieta es una espléndida biografía de un personaje complejo en un momento crucial de la historia de la humanidad. Me resultó sorprendente el giro que da el autor a partir del momento en que se produce la caída en desgracia de la protagonista.

Si hasta entonces no duda en mostrar un claro desprecio por su personaje, del que sólo destaca la frivolidad y el derroche, a partir del momento en que se produce la revolución, la pérdida del poder (y a la postre de la vida) de Luis XVI, el desprecio inicial se va convirtiendo en admiración hacia una persona que no pierde la dignidad cuando todas las cosas le van cada vez peor hasta llegar a la guillotina.

Un libro muy bien escrito; que mantiene su interés en todo momento, incluso si se conoce, más o menos en detalle, la historia de la época. Lo fui leyendo alternando con otras obras más ligeras. Me gustó.

Contraportada de ¡Noticia bomba!, con la reseña de mi librero Aldo García (FOTO: E.Madinaveitia)

¡Noticia bomba!, de Eveling Vaugh, es una de esas novelas de las que siempre has oído hablar bien pero nunca te habías decidido a leer. Hasta que, otra vez, surgió una recomendación en el grupo Lectores, que tanto cito últimamente. Me decidí a comprarlo entre los muchos libros que me llevé a la playa para el verano. Fue curioso, porque cuando se lo pedí a Aldo García, el librero de Antonio Machado que me estaba aconsejando, me enseñó la contraportada, en la que él mismo escribía la reseña.

¡Noticia bomba!, de Evelyn Vaugh (FOTO de la portada: E.Madinaveitia)

Es una novela tremendamente divertida. Una sátira del ambiente de los reporteros de guerra de los años treinta del siglo pasado, pero también de la clase alta británica. A partir de una confusión entre dos personas del mismo apellido se van sucediendo una serie de situaciones, a cual más absurda y divertida.

Siempre me ha gustado mucho la obra de Irène Némirovsky, así que cuando en el grupo de Lectores hablaron de Jezabel, un libro que aún no había leído, lo añadí a mi lista de la compra y a mis lecturas de verano.

Jezabel, de Irène Némirovsky (FOTO de la portada: E.Madinaveitia)

Es una novela breve, que se lee de un tirón; hasta podría decirse que es una obra menor si se pone en el contexto de la producción de la autora. También es un libro muy duro: la protagonista, que sólo se preocupa de mantenerse joven y seductora, acaba siendo una malvada de libro, capaz de asesinar a un joven. El libro empieza precisamente con el juicio por ese asesinato, un juicio en el que renuncia a defenderse. El misterio se va desvelando a lo largo del texto.

A lo largo del verano fui leyendo El club de los desayunos filosóficos, de Laura J. Snyder. En esta ocasión no me lo recomendó nadie; lo vi en la librería y me interesó el título y el contenido. No me arrepentí; es un ensayo sumamente interesante, además de muy ameno; se lee como una novela.

A principios del siglo XIX coincidieron en Cambridge William Whewell, Charles Babbage, John Herschel y Richard Jones. Siguieron siendo amigos toda su vida. Reunían todo el saber de su tiempo.

Cambiaron la ciencia y la técnica: desde el descubrimiento del planeta Neptuno o la catalogación de miles de estrellas dobles al desarrollo de la máquina de calcular (la de Babbage, lo más conocido por el gran público) y la programación, con Ada Lovelace, la hija de Lord Byron, ahijada de uno de ellos a la que se considera precursora de la actual programación.. Pero también la medición y explicación de las mareas, el desarrollo de la criptografía o algunos avances que les hacen precursores de la fotografía.

El club de los desayunos filosóficos, de Laura J. Snyder (FOTO de la portada: E.Madinaveitia)

También son responsables de avances en la teoría de la evolución: importante relación con Darwin, aunque su apego a la religión les lleva en otra dirección. Desarrollaron grandes telescopios. Escribieron teorías económicas sobre distribución de la riqueza… Son los últimos hombres universales, con conocimientos de todos los campos.

De Whewell se dice que fue matemático, mineralogista, historiador de la arquitectura, lingüista, clasicista, geólogo, historiador, filósofo, teólogo, alpinista y poeta. Herschel era trilingüe, matemático, químico, físico, astrónomo, fotógrafo, músico y traductor. Y todo a gran nivel.

Un libro sumamente interesante sobre unos personajes que, para mí, han sido todo un descubrimiento.

Aunque sólo coincidieron en el King College de Cambridge un curso, donde celebraban los desayunos que dan título al libro, mantuvieron su relación de amistad y su colaboración investigadora a lo largo de toda su vida. Y eso que sus vidas fueron bastante diferentes entre sí.

Category: Amigos, Economía, Libros
  • 2
  • 192
El Vigia

Empecé en el Gabinete de Investigación de Audiencia de RTVE donde fui uno de los primeros profesionales españoles en investigar audiencias, empleo del tiempo o metodologías de investigación.
A partir de 1991 trabajo en Zenith (que entonces se llamaba Central Media). Zenith es una agencia de medios líder en investigación y eso tiene mucho que ver con mi trabajo y con los excelentes equipos que siempre me han acompañado.

Leave your comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comments (2 people commented this post)

  • avatar image

    José Ramón Rubio

    17 noviembre, 2021 Reply
    "El club de los desayunos filosóficos" demuestra que siempre estuvieron bien las Cofradías; quiero decir, las reuniones de amigos que se juntan de vez en cambio sin otro propósito que verse y hablar de cosas que parece que no sirven para nada, aunque luego resulte que sí. "Noticia bomba" es de los libros más divertidos que he tenido ocasión de leer, aunque en ese tono todavía es mejor la crónica que escribió Waugh sobre la coronación de Haile Selassie: no te puedes creer que eso haya podido pasar de verdad. Para mí es el mejor Evelyn Waugh; cierto que es un autor tan polifacético que de la sensación de no ser una sola persona sino varias, y con resultados literarios muy diferentes. Claro que no te puedes fiar nunca de un tipo que se hace llamar Evelyn, aunque luego también sea mentira
    • avatar image

      El Vigia

      17 noviembre, 2021 Reply
      Muchas gracias, José Ramón. Sí que es importante que haya cofradías,o reuniones de amigos que se reúnen para charlar y, a veces, pueden hacer algo juntos. No he leído la crónica de la coronación de Haile Selassie; habrá que buscarla.