Experimento general con todo: Los medios y la publicidad en el confinamiento (I)


Seguro que somos muchos los investigadores que en algún momento nos hemos preguntado ¿Qué pasaría si…? En la mayoría de los casos nos tenemos que conformar con hacer un experimento con una muestra, representativa de la población, sí, pero de pequeño tamaño.

La pandemia, el estado de alarma y el confinamiento consiguiente nos permitieron comprobar qué pasa si impides a las personas salir de casa. Y ese experimento lo pudimos realizar con, en algunos momentos, más del 70% de la población.

Portada de la revista I&M de julio de 2020 (FOTO: E.Madinaveitia)

¿Qué ocurrió con los medios cuando la mayor parte de la población se quedó en casa?

Algunas consecuencias eran fáciles de adivinar: el Cine en sala desapareció de nuestras vidas; la publicidad Exterior perdió una gran parte de su audiencia y los anunciantes se retiraron o bien exhibieron mensajes de apoyo a los servicios esenciales.

Para otros medios (Televisión, Internet) tenemos sistemas de medición continuos que nos fueron informando, más o menos puntualmente, de la dirección y el alcance de las variaciones. Quedaban aún otros medios para los que la medición, que realiza habitualmente el EGM, se interrumpió. No podían hacerse entrevistas personales, la base de una buena parte del estudio. AIMC reaccionó rápidamente y puso en marcha sus bitácoras que, si bien ofrecieron unos resultados no acumulables con los de periodos anteriores, sí permitieron ir observando la evolución.

Muchas compañías, casi todos los institutos de investigación, casi todas las agencias de medios,…pusieron en marcha sus propios estudios para analizar un periodo excepcional que no tenía precedente y que probablemente (y esperemos que sea así) no se repetirá.

 

(*) Este artículo es la primera parte del que se publicó en el número de julio de la revista I&M de la asociación i+a, (antes de AEDEMO)


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.