El vengador con botas


O sin zapatos.

Quería salir en televisión y lo ha conseguido

ha resumido un sonriente George Bush su incidente con el periodista irakí Al Zaidi.

Al Zaidi dirigió bien sus dos zapatos, pero el todavía Presidente norteamericano los esquivó con cierta soltura.

Ha sido noticia de apertura en los noticiarios de televisión y de portada en la mayoría de los diarios.

Bush no los necesitaba, pero Al Zaidi ha conseguido sus cinco minutos de gloria de los que habó Andy Warhol.

Además, seguro que ha conseguido que mucha gente nos identificáramos con él: dos patadas simbólicas para un Presidente desastroso.


0 respuestas a “El vengador con botas”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.