El papel de los medios públicos

El Vigia 24 mayo, 2018
0 people like this post

Vivimos tiempos difíciles para la información. Un equipo del MIT capitaneado por Sinan Aral demostró el año pasado algo que ya sospechábamos: los bulos (ahora llamados fake news) se difunden más rápido, más lejos y más ampliamente que las noticias verdaderas en todas las categorías de información.

La profesora Emily Bell, Directora del Tow Center for Digital Journalism, manifestaba en una reciente entrevista que en los tiempos actuales en los que, a través de las plataformas digitales, recibimos la información personalizada, y por tanto adaptada a nuestras características personales, el papel de los medios públicos es cada vez más importante. La selección de contenidos realizada por los algoritmos hace que no recibamos toda la información ni todos los puntos de vista. Sólo los temas y las perspectivas que nos son más afines.

Se entiende que los medios públicos deben ofrecer información sobre todos los temas, de modo gratuito y no sesgada.

No es ese el papel que han jugado los medios públicos españoles en los últimos años, cuando con pocas excepciones, parece que son el órgano de comunicación del partido que gobierna en cada caso.

 

Torrepaña desde el barrio de La Guindalera.

Precisamente estos días estamos viendo cómo el movimiento @MujeresRTVE denuncia, mediante la campaña @AsíSeManipula las maniobras de algunos directivos de esa cadena (que seguramente se podrían extender a más de una autonómica, de uno u otro color) para favorecer las posiciones del Gobierno.

Mañana se cumplirá el quinto viernes negro: los presentadores de informativos de la cadena aparecen en pantalla con ropa negra para pedir la renovación de la dirección de la cadena, acordada por todos los partidos pero retrasada indefinidamente por las maniobras parlamentarias del Partido Popular.

La decisión de eliminar la publicidad de TVE, tomada en 2010 por el PSOE, el partido que gobernaba entonces ha aumentado sobremanera la dependencia de esta empresa del partido gobernante ya que su financiación depende, casi exclusivamente, de la asignación otorgada en los Presupuestos del Estado.

La financiación mediante publicidad no está exenta de riesgos (las marcas pueden presionar para que no se publiquen noticias que les perjudican) pero esos riesgos se diluyen por el hecho de que las marcas presentes en el mercado son muy numerosas. Hay muchos ejemplos de que las noticias acaban publicándose aunque perjudiquen a las grandes marcas.

Los medios públicos son necesarios y darán mejor información si la publicidad forma parte de su financiación.

 

(*) Este artículo se publicó en la revista IPMark correspondiente al presente mes de mayo.

  • 2
  • 343
El Vigia

Empecé en el Gabinete de Investigación de Audiencia de RTVE donde fui uno de los primeros profesionales españoles en investigar audiencias, empleo del tiempo o metodologías de investigación.
A partir de 1991 trabajo en Zenith (que entonces se llamaba Central Media). Zenith es una agencia de medios líder en investigación y eso tiene mucho que ver con mi trabajo y con los excelentes equipos que siempre me han acompañado.

Leave your comment

Comments (2 people commented this post)

  • avatar image

    makertan

    25 mayo, 2018 Reply
    Si, coincido contigo, el papel de los medios públicos debería ser otro, la pregunta es, ¿es posible o es una realidad utópica? Lo veo utópico, cosa que explica razonadamente bien la "Public choice theory" (al final el individualismo prima o maximiza su función de utilidad, que prácticamente nunca es la social). Si además. estamos en la era de la posverdad, y del buenísmo... es muy complejo sacar programación que no esté sujeta a la crítica destructiva, esto es, política. Para mí es utópico, pero ojalá se haga realidad...
  • avatar image

    makertan@msn.com

    25 mayo, 2018 Reply
    Si, coincido contigo, el papel de los medios públicos debería ser otro, la pregunta es, ¿es posible o es una realidad utópica? Lo veo utópico, cosa que explica razonadamente bien la "Public choice theory" (al final el individualismo prima o maximiza su función de utilidad, que prácticamente nunca es la social). Si además. estamos en la era de la posverdad, y del buenísmo... es muy complejo sacar programación que no esté sujeta a la crítica destructiva, esto es, política. Para mí es utópico, pero ojalá se haga realidad...