Cooperación o extinción, de Noam Chomsky


Conocí a Noam Chomsky como uno de los lingüistas más importantes al principio de mi carrera profesional. Creo que para entonces ya era un activista que se había opuesto a la guerra de Vietnam y a la proliferación de armas nucleares, pero yo no lo sabía.

Cooperación o extinción ha sido mi primer contacto con el Chomsky activista de la actualidad.

Este verano estoy leyendo varias obras de no ficción, que alterno con novelas. Siempre tengo algún libro de ficción abierto y casi siempre varios de no ficción.

Cooperación o extinción es un libro breve, no llega a las 140 páginas, que recoge algunas conferencias de Chomsky, incluidas las preguntas y respuestas de los coloquios posteriores.

Se centra en tres amenazas para la supervivencia de nuestro planeta: la nuclear, el cambio climático y el debilitamiento del sistema democrático en el mundo.

Portada del libro Cooperación o extinción, de Noam Chomsky. (FOTO: E.Madinaveitia)

Aunque ya no ocupe portadas de periódicos ni titulares en los telediarios, conviene no olvidar que las potencias nucleares reconocidas (Estados Unidos, Rusia, China, Francia y el Reino Unido) reúnen bombas suficientes para destruir el mundo varias veces. Y a eso habría qua añadir las de los otros países que acumulan bombas nucleares (Israel, India, Pakistán, Corea del Norte, alguna de las repúblicas exsoviéticas, ¿Irán?…). Aunque todos los países tienen protocolos para impedir que un loco apriete el botón de la destrucción universal, no hay suficientes garantías. De hecho ya ha habido algunos incidentes en los que se bordeó la catástrofe. Y hay que hacer un ejercicio de generosidad notable para creer en la cordura y la buena fe de dirigentes como Kim Jong-un, Trump o Putin.

La destrucción de las armas nucleares debería ser un objetivo para la humanidad a corto plazo.

El cambio climático, el calentamiento global, es otra de las amenazas indiscutibles (aunque siempre hay quien las discute; hay negacionistas para todo). Cada verano lo comprobamos; más aún cuando se producen lluvias torrenciales e inundaciones. Conviene no olvidarse de que esta es otra amenaza grave, que podría acabar con nuestro planeta en pocos años.

La tercera gran amenaza, en opinión de Chomsky, es el debilitamiento del sistema democrático. Para él, la expansión de la Internacional Reaccionaria, de la mano de Steve Banon, puede compararse al auge del nazismo en los años treinta. Chomsky no es muy partidario de Trump, Netanyahu, Bolsonaro o Lenín Moreno; tampoco de las petromonarquías de la península arábiga y el golfo Pérsico. Para él, el avance de nuevos dirigentes populistas o el poder extremo que regímenes autoritarios tienen en el mundo por el mero hecho de controlar las fuentes de combustibles fósiles constituyen la tercera gran amenaza para nuestro planeta.

A veces es bueno mirar en otra dirección y descubrir esos otros temas que parecen no preocupar a la mayoría pero de los que podría depender la supervivencia de nuestro planeta o del tan alabado sistema de libertades en el que nos gusta pensar que vivimos.

Para mí ha sido todo un descubrimiento leer a Chomsky sobre estos temas que conocía pero que no estaban entre mis mayores preocupaciones.


2 respuestas a “Cooperación o extinción, de Noam Chomsky”

  1. Yo sin leerme el libro me se el final, porque siempre es el mismo… USA e Israel son los culpables.
    Un académico parte del modelo inductivo: extrae los datos que va encontrando y obtiene sus hipótesis y conclusiones. Chomsky emplea el método deductivo. Parte de la misma hipótesis siempre: USA e Israel son los causantes de todo el mal, y descarta todos los datos que no van en esa línea. Y si no encuentra datos a favor, se los inventa.
    Su defensa aférrima a Pot Pot y su tiranía en Camboya le han hecho perder cualquier atisbo de pacifista: «Las muertes en Camboya no fueron el resultado de matanzas y hambrunas sistemáticas, organizadas por el Estado, sino más bien la consecuencia, en gran medida, de ajustes de cuentas entre campesinos, de la actuación unidades militares indisciplinadas, fuera del control del gobierno, del hambre y las enfermedades que provocó, directamente, la guerra lanzada por los Estados Unidos, y de otros factores» (After the Cataclysm).
    Chomsky es un gran intelectual con una moralidad altamente cuestionable.

    • Hola Julián: yo sí he leído el libro. Te recomiendo que lo hagas; es corto y se lee fácil. No recuerdo ninguna acusación contra Israel y, en el caso de Estados Unidos veo más críticas a la deriva autoritaria de algunos presidentes republicanos que al país o al sistema de gobierno. No conocía los textos que citas sobre Camboya (de hecho conocía muy pocos textos de Chomsky) que me parecen inadecuados. Estoy seguro de que habrá muchos más errores en su trayectoria, como en la de casi todos. Pero este libro me parece interesante y me ha ayudado a reflexionar,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.