Compra/venta programática

El Vigia 16 abril, 2018
0 people like this post

La disponibilidad de grandes bases de datos de individuos concretos de los que cada vez se conoce información más detallada (muchas veces publicada por ellos mismos mediante su actuación en redes sociales) ha propiciado la generalización de la denominada programática: un DSP o plataforma de demanda se encarga de servir en cada momento la publicidad más adecuada a cada persona. En teoría se consigue la frecuencia deseada para cada individuo que, además, sólo recibe publicidad de productos o servicios sobre los que ha mostrado interés. Como suele ocurrir, la realidad no siempre es tan bonita y todos hemos vivido esa publicidad que se repite una y otra vez de un producto que en algún momento nos interesó pero que hace tiempo no necesitamos.

Hace casi un año busqué en Google Maps un pueblo de Granada al que, a lo mejor, iba a ir mi hija (y finalmente no fue). Yo no pensaba ir entonces y seguramente no iré nunca, pero cada semana recibo puntualmente información sobre la disponibilidad de plazas hoteleras en ese pueblo.

¿Cuantos puestos de trabajo “quemarán” las nuevas tecnologías?

La publicidad programática puede representar ya cerca del 22% de la inversión digital en España, incluso algo más en el caso de la que se dirige a dispositivos móviles, según estimaciones del panel Zenith Vigía correspondientes a marzo de 2018.

El caso de Facebook y Cambridge Analytica, no es en propiedad un mal uso de la publicidad programática, pero no está muy lejano y ha puesto de manifiesto las posibilidades del uso de los datos, también para mal.

Un campo en el que quienes poseen los datos de primera mano (Google, Facebook, Amazon,…) llevan una considerable ventaja.

De nuevo muchas profesiones relacionadas con la publicidad se ven amenazadas por el avance de los ordenadores en campos hasta hace poco exclusivamente humanos. Eso sí: cuanta más inteligencia se sitúe tras las instrucciones a esos ordenadores, mejor será la realidad. Y el campo está todavía muy abierto a notables mejoras.

Por el momento hay campo para el trabajo humano. Por el momento.

 

(*) Este post es la actualización de la duodécima y última parte del artículo publicado en el libro Diez años que cambiaron los Medios.

  • 0
  • 183
El Vigia

Empecé en el Gabinete de Investigación de Audiencia de RTVE donde fui uno de los primeros profesionales españoles en investigar audiencias, empleo del tiempo o metodologías de investigación.
A partir de 1991 trabajo en Zenith (que entonces se llamaba Central Media). Zenith es una agencia de medios líder en investigación y eso tiene mucho que ver con mi trabajo y con los excelentes equipos que siempre me han acompañado.

Leave your comment